Programa Público

The Way He Always Wanted It II
[Como siempre lo quiso II], 2018
Stephen Prina

The Way He Always Wanted It II
[Como siempre lo quiso II], 2018
Stephen Prina

28
Apr
2020
/
Programa Público
No items found.

La relación entre las obras en una exposición comunica y determina nuestra percepción de ellas. Partiendo de esta idea, también cabe pensar cómo ciertas ausencias son vehículos de significado. Es decir, ¿qué implica mirar obras paralelas a aquellas que, por contingencias generalizadas, uno no puede visitar en el espacio donde se encuentran?

Stephen Prina filmó The Way He Always Wanted It II, 2008 en la Casa Ford, ubicada en Aurora, Illinois (zona conurbada de Chicago) y diseñada por Bruce Goff, una figura importante de la arquitectura orgánica en Estados Unidos. La película muestra los interiores de la casa —la cual sigue siendo habitada por particulares— pero evitando utilizar las tomas estilizadas que uno podría encontrar en documentales sobre arquitectura. Por el contrario, una cámara controlada a través de una computadora hace tomas prolongadas que parecen seguir una ruta diseñada a partir de la planta arquitectónica, más que a partir de los distintos objetos a los que la cámara enfoca. La imagen en movimiento presenta ángulos que normalmente uno no vería en una pantalla sino que se acercan más a un recorrido presencial del espacio. Así, sugiere percepciones muy particulares, casi subjetivas, de la obra arquitectónica, construyendo un relato que se mueve entre lo afectivo y una serie de decisiones que juegan con el azar.

Un segundo rasgo de la obra es una composición musical que instrumentistas tocan dentro de la misma casa. Se trata de un arreglo que Prina realizó a partir de apuntes para partituras de Goff, quien, hasta la edad de treinta años fue compositor a la par de arquitecto. Por otro lado, Prina utiliza como letra fragmentos de cartas dirigidas a Goff por su confidente, Richard San Jule. La música es un aspecto cardinal de la práctica de Stephen Prina, quien incorpora elementos sonoros en muchos de sus proyectos, además de ejecutar presentaciones musicales que no necesariamente se desprenden de sus obras visuales. El proyecto mostrado en el Museo Tamayo, English for Foreigners, contiene también un componente sonoro. Prina tiene un interés particular en cómo el encontrar diversas piezas adyacentes en un mismo espacio determina la percepción que cada uno tiene de ellas, fenómeno que, en realidad, no se limita a obras de arte sino que involucra cualquier otro tipo de información que el o la visitante procesa a medida que recorre el espacio expositivo. De la misma manera, las características del espacio arquitectónico en  donde instala un proyecto será determinante para esta lectura. 

Mostrar la película The Way He Always Wanted It II permite presentar otras maneras en que Prina ha abordado algunos de los temas prevalentes en su práctica, resaltando así estrategias presentes en English for Foreigners pero que en algunos casos podría parecer que funcionan en segundo plano. Por otro lado, confronta cuerpos de obra creados en distintos momentos, haciendo ver así constantes y divergencias en la serie de decisiones que Prina ha tomado en la realización de sus obras. Este tipo de examinaciones a través del tiempo es también un ejercicio recurrente en el trabajo de este artista. Tiene series que atraviesan su práctica en distintos momentos, pues se insertan en otros proyectos que, en apariencia, responden a intereses y procesos distintos. Dentro de un marco conceptual para su práctica, Prina establece escenarios con múltiples fuentes de información que, aunque nos dan pistas para su interpretación, exigen al visitante establecer cómo significan entre sí.

DESCARGA
Texto de muro